• Blanca Rodríguez

Senos sanos

La mayoría de las mujeres pensamos que la salud de los senos es algo de lo que nos tenemos que preocupar en el futuro, no en una edad joven. Pero después de escuchar de diagnósticos de fibromas y tumores a los 27 años, el futuro ya no es muy lejano.

Cuanto antes comiences a cuidarte y a implementar hábitos saludables, mayores serán las posibilidades de un futuro saludable y libre de enfermedades.

Existen pequeños cambios que pueden ser muy impactantes. Cambiar de desodorante, complementar la dieta con nutrientes clave como el magnesio, vitaminas B y D3, tienen un efecto tremendo en la salud en general. Ser saludable no tiene que ser complicado y costoso, puede ser simple e intuitivo: tener suficientes horas de sueño, comer verduras, alimentos orgánicos de temporada y sobre todo reducir el estrés. Todos lo sabemos pero tenemos dificultades para aplicar estas practicas.


Nuestros senos son un símbolo de feminidad y sexualidad, pero también representan el poder para alimentar y sostener una vida, así como los valores femeninos del amor, compasión y sabiduría. Nuestros senos son sensibles nuestras emociones y factores de estrés.



HORMONAS + PRODUCTOS QUÍMICOS


Manterner un equilibrio hormonal saludable es increíblemente importante. Nuestros senos son muy sensibles a cambios hormonales y experimentan cambios cíclicos similares al ciclo menstrual. Son increíblemente importante. Absorben toxinas fácilmente, están compuestos principalmente de tejido graso, almacenan toxinas solubles en grasa como metales pesados, pesticidas, cloro y parabenos.

Estas toxinas son todas alteradoras endocrinas y se encuentran en nuestros desodorantes, alimentos, maquillaje, cuidado de la piel, plásticos e incluso en nuestra agua. No te preocupes nuestros cuerpos poseen una inteligencia innata que permite que nuestras células mamarias se regeneren.

Una de las cosas más simples que podemos hacer para apoyar la salud de nuestros senos es cambiar nuestros desodorantes . Muchos de ustedes probablemente han escuchado que los químicos tóxicos que se encuentran en nuestros desodorantes y antitranspirantes ahora están directamente vinculados al tejido canceroso de los senos. La piel está muy delgada en la región de la axila y todo lo que se pone en la piel se absorbe. Productos químicos como parabenos, vaselina, talco y aluminio se acumulan en nuestros ganglios linfáticos y glándulas y afectan nuestra salud.


VITAMINAS QUE TUS SENOS NECESITAN

Como vivimos nuestras vidas principalmente en interiores, la deficiencia de vitamina D se ha convertido en un problema muy serio. Es un nutriente crucial que proviene de la luz solar y se usa en muchas funciones corporales. También se ha sabido que reduce el riesgo de cáncer de mama y varios otros tipos de cáncer. Para aquellos que viven en climas más fríos, salir al exterior se convierte en un desafío. Aquí es donde la suplementación se vuelve importante. Sin embargo, incluso si vive en un clima soleado, como México, todavía puede tener una deficiencia de vitamina D. Prueba, no adivines.  

Otro nutriente importante es el magnesio, que es deficiente en la mayoría de las mujeres. Ayuda a nuestro hígado a metabolizar el exceso de estrógeno, aumenta la absorción de vitamina D y es fundamental para la relajación. Es un mineral importante para mantener la salud, ya que el estrés agotará los nutrientes importantes, creará desequilibrios hormonales y debilitará su sistema inmunológico. Otra gran manera de relajarse y aumentar sus niveles de magnesio es con un baño de pies. Es simple, relajante, desintoxicante y apoya tu salud.


Un cambio pequeño a la vez.

0 vistas

GOMA®